Beyca

Institucional

BEYCA está presente desde hace más de 50 años en el mercado argentino de manómetros y termómetros industriales. Su historia nace en 1948 con la fundación de Cimpa (Compañía Industrial de Manómetros, Pirómetros y Anexos), siendo BEYCA la primera marca que comercializaron.
Con los años, la empresa creció notablemente, llegando a ser líder en el mercado local, y convirtiendo a Cimpa en sinónimo de manómetros y termómetros.
En 1987, Cimpa adquiere Orlan Rober, primera marca nacional en instrumentos para autos, creando BEYCA SA para que maneje esa unidad de negocio. La experiencia, trayectoria y prestigio de ambas se sumaron para terminar de consolidarlas como los referentes máximos en la fabricación de instrumental en el país.
Hoy Beyca desarrolla su actividad en dos áreas:
Por un lado, la vinculada al mercado automotor, produciendo instrumental, flotantes, termostatos, sensores y escobillas con marca Orlan Rober, atendiendo al mercado de reposición a través de su cadena de distribuidores en todo el país y exportando a países limítrofes. Orlan Rober también realiza una importante actividad proveyendo a fabricantes de todo tipo de vehículos y en especial a la maquinaria agrícola, con clientes como Pauny, Metalfor, Agrinar, etc. Los productos o sus componentes pueden ser producidos en Argrentina, Brasil, China, Italia o Suiza.
Por otro lado, Beyca desarrolla su actividad en el área de productos para la industria, con manómetros y termómetros estándar e inoxidables. La producción en general está tercerizada y el principal proveedor es el mismo que atiende a las principales marcas europeas, estando la calidad de estos productos homologada en EE.UU. y Europa. Además, continúa con la fabricación de la línea que históricamente estuvo vinculada a la gomería y estaciones de servicio.
En el año 2008 se cumplieron 60 años desde que Cimpa se inició en esta actividad, y en este largo trayecto muchas cosas tuvieron que cambiar para seguir adelante, adoptando diferentes modos de producción, diferentes estructuras organizativas, diversas estrategias comerciales, diversas marcas, etc.
Pero hay algo que no cambió y se mantuvo constante en todas las circunstancias: nuestro esfuerzo por dar lo mejor.